lunes, 27 de julio de 2009

DROGODEPENDENCIAS Y REDUCCION DE DAÑOS

Médicos argentinos denuncian el intento ilegal de introducir «narcobuses»
Un proyecto que se inspira en España
BUENOS AIRES, 30 octubre 2003 (ZENIT.org-AICA).- La Sociedad Argentina de Ética Médica y Biológica (SAEMB) ha
denunciado el intento de introducir en Argentina programas contra el sida, basados en las conocidas «narcosalas», que
provocan graves daños y son contrarios a la ley.
Con la firma de su presidente y secretario, los doctores Luis Aldo Ravaioli y Juan José Dal Lago, el documento constata
se trata de «políticas sanitarias de reducción de daños utilizadas en otros países como, por ejemplo, la Comunidad de
Madrid, España», «que atacan los efectos y no las causas».
En la práctica el programa prevé «distribuir jeringuillas estériles en "narcosalas", con la supervisión de un enfermero,
para tratar de disminuir el contagio de sida, hepatitis, tuberculosis, entre otras enfermedades». «Hacer lo mismo con
sustitutos de la heroína en "narcobuses" por los barrios de la capital con el fin de que los adictos a la heroína pasen a
una droga más liviana y puedan llegar a sociabilizarse y rehabilitarse, parecen buenos propósitos y las personas que
dirigen estos programas los consideran como el "mal menor"», explican los médicos. «Sin embargo, la Sociedad
Argentina de Etica Médica y Biológica considera que estas prácticas son moralmente "una colaboración al mal", y desde
el plano legal transforma al Estado en cómplice de un delito».
Los médicos recuerdan que la ley 23.737/89 lo prohíbe taxativamente en Argentina.
La Sociedad médica espera que estas propuestas «no sean otro ejemplo de narcodemocracia, como las hay por todo el
mundo». «Copiemos las cosas buenas de nuestros hermanos hispanos, que tienen muchas, pero no colaboremos con
el narcotráfico que destruye a nuestros conciudadanos», concluye el comunicado. ZS03103010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada